Cómo beneficiarse con ejercicios Kegel

El principal beneficio de la sexualidad compartida es el ejercicio Kegel. Para la sexualidad compartida, ciertos de las ventajas de tener el musculo pubocoxígeo (o bien musculo computador) robustecido (que es el resultado de hacer ejercicios Kegel) son:

Acrecienta la fricción entre las paredes vaginales y todo cuanto se introduzca entre ellas, con lo que la penetración vaginal se vuelve más satisfactoria para los dos miembros de la pareja.
Prepara la vagina para la penetración efectuando dos sets de ejercicios Kegel ya antes de la relación íntima, acrecienta la lubricación vaginal y el control que se tiene de la vagina. Esto te dejará relajar el musculo a fin de que la penetración sea más simple y al estar mejor lubrificada eludes cualquier clase de dolor o bien incomodidad a lo largo de la penetración.

Clímax más intensos. La intensidad del clímax depende de que tan fuerte se contraiga el útero y el musculo ordenador (que envuelve la vagina). Si la fuerza del músculo es mayor, los amagos de orgasmos serán mayores y eso se traduce en mayor sensación orgásmica. Un lugar perfecto para practicar esto con gente igual de abierta que tú es, sin duda, fuego de vida.

Tener la capacidad de “apretarlo” mientras que te penetra es algo que de verdad quieres disfrutar una vez aprendido. Para las que lleguen a un nivel avanzado de habilidad, el control que se puede llegar a tener sobre la vagina es sorprendente, al grado de poder emplearla prácticamente como una mano, capaz de sujetar, apretar, aun entregar masaje a lo que este dentro de ella….pero bueno, eso más adelante.