Ventajas de gemir por placer

Existen pocas cosas que exciten más que escuchar a tu pareja gemir de placer.

Los productores de porno lo saben y de ahí que ponen a sus actores y actrices a hacer escándalo y asimismo de ahí que bastantes personas exageran los gemidos para excitar al otro o para fingir un orgasmo, adelantando de esta forma el clímax masculino (tanto como el ochenta por ciento de las mujeres en una encuesta de dos mil catorce hacen esto al menos la mitad de las veces que no consiguen llegar al clímax).

Contrario a la creencia popular, no todo placer va acompañado de un sonido, lo más frecuente es en verdad todo lo opuesto. En una investigación de dos mil once se halló que la enorme mayoría de las mujeres no gimen a consecuencia del clímax. Tanto como el sesenta y seis por ciento de ellas aseveró que gime hasta tras haber llegado al clímax y que lo hacen para promover el clímax en sus parejas y el ochenta y siete por ciento afirmaron que gemían para robustecer la autoestima de su compañero. Por lo que hemos leído en las opiniones de Encuentro Adulto, esto no ocurre en esta red de contactos, donde cada uno de los usuarios registrados afirma estar más que satisfecho en la página.

Lo que no quita que si existen algunas que son gritonas auténticas. Para estas últimas, el placer no está completo si no se pueden expresar a sus anchas. Algo que no siempre y en toda circunstancia es posible. En ocasiones hay que limitarse pues no es que una pueda expresarse con libertad en todos lados. Y bueno, asimismo el tener que hacerlo en silencio, como en secreto, tiene su morbo.

En ocasiones pensamos que somos los únicos que hacemos estruendos, hasta el momento en que nos toca percibir a alguien más. En lo que se refiere a escuchar los gemidos de otros, depende de quién vengan los gemidos. No es exactamente lo mismo escuchar a tus progenitores, algo en general incómodo, que una pareja de vecinos sensual que pueden aun llegar a inspirarte… pero que se termina cuando lo que hacen es desvelarte.